Sobre nosotras

Estamos en la era de lo simultaneo, en la era de la yuxtaposición, en la era del cerca y el lejos, del lado a lado, de lo disperso.

Nous sommes à l’époque du simultané, nous sommes à l’époque de la juxtaposition, à l’époque du proche et du, lointain, du côte à côte, du dispersé.
M. Foucault (1984), “Des Espace Autres”

Después de un momento de mucha confluencia en las plazas a partir del 15 de mayo de 2011 se han sucedido ciclos de dispersión e intentos posteriores de reorganización del movimiento, que pretendían combatir dicha dispersión estructurando una lucha coordinada a través de pseudo-comités centrales. Estos intentos de rearticulación se han revelado siempre poco operativos, anclados en superestructuras sin capacidad de transformación ni respuesta rápida, que además implican la jerarquización y la representación dentro del propio movimiento.

La experiencia de este último año nos empuja a creer que la dispersión no es algo a combatir, sino nuestra aliada: juntarnos en momentos puntuales y volver a dispersarnos inmediatamente, invertir nuestro tiempo en generar cambio y no en mantener estructuras, funcionar de manera flexible y fluida. Esto nos permite concentrarnos en lo importante y confluir cuando es necesario sin dejar de lado nuestras singularidades.

Reivindicar la dispersión como forma organizativa significa no centrarse en las estructuras, sino en el proceso.

Posibilitar confluencias temporales y consiguientes alejamientos. Facilitar ciclos y dinámicas que no tienen por qué ser estables, puesto que en su propia inestabilidad resultan más efectivas por su capacidad de adaptarse a las circunstancias de cada momento.

“Dispersión”; cuántas  veces no hemos oído esta palabra atribuyéndole una connotación  negativa… 

Después del 15M de 2011, sin embargo, parece haber sido el  leit motiv de numerosos encuentros entre grupos activistas, colectivos y  personas. Hasta las instituciones han intuido la relevancia de la  dispersión para seguir justificando la necesidad de una estructura central como un partido que,  gracias a su solidez, garantice la estabilidad a través de una  coordinadora  (estado/mercado).

La  dispersión como nudo político puede ser, por tanto, entendida de dos maneras opuestas: La primera como enemigo a combatir, para que la necesidad de una coordinadora aparezca como algo natural y necesario. La segunda, como rechazo a cualquier forma organizativa. Nosotras, en cambio,  pensamos que la dispersión puede ser la clave de una nueva forma de organización más sostenible, gracias a la creciente  autonomía de la producción de la riqueza que favorece la capacidad de  autorganizarse y crear nuevas formas de vivir y de habitar.

Queremos recuperar el espíritu inicial del 15M. Creemos que el cambio  sólo se producirá si la lucha trasciende el entorno militante, necesitamos apelar a la sociedad en su conjunto y su diversidad. No se trata de reclutar personas ni representar a nadie, mas bien de activar las luchas afuera de los entornos endogámicos, saber construir subjetividades antagonistas.

Se puede ser no siendo.

Se puede estar sin estar siempre. Se puede ser sin ser lo mismo. Se puede participar sin que implique casarse con nadie, ni dejar de tener vida propia. Desde el respeto mutuo, organizarse en la dispersión facilita la colaboración de personas y colectivos en diferentes grados, según sus propios deseos, capacidades y posibilidades, en cada momento.

 

  1. Mc Agun Dena

    La idea me gusta, como otras que ya existen hace algún tiempo en diferentes campos.
    Comités dispersos, generación/producción distribuida, modelo del bazar frente al de la catedral, … El mundo viene cambiando hace tiempo. Por momentos el cambio va cristalizando de formas diferentes, pero como siempre hay oposición/miedo al cambio. Todo es “líquido” y todo fluye. Igual hemos de abandonar nuestras obsesiones por el control y empezar a navegar hacia nuestras metas utilizando el viento que venga de donde venga.
    Sobre el ser no siendo, importan los objetivos, no la estructura o la organización, esto són herramientas. Igual estas herramientas no nos sirven igual que antes o quizás nunca nos sirvieron demasiado o sirvieron sólo parcialmente o sólo a algunos.

  2. Blas de Lezo

    Si queréis recuperar el espíritu original del 15M, reunir a los que combaten sin banderas, no permitáis infiltrados de IU, ni de sindicatos, ni acciones ilegales. Así los iremos reuniendo a miles.

  3. Pingback: Activistas de distintos países preparan en Barcelona un “proceso permanente de desobediencia civil” | La Universal radio
  4. Ana Winternitz

    Hola chicas, desde Argentina soy Ana Winternitz y recién las encuentro, un placer leerlas y reafirmar la certeza que en el mundo entero tenemos al mismo monstruo acechando.A su disposición para la lucha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s